Mayor inflación en Paraguay: Un efecto de la crisis múltiple

Compartir en Redes

Por Ricardo Rodríguez Silvero
Dr. en Economía / Univ. de Bremen, Alemania.

La inflación anual en Paraguay será del 6,2% en 2021, estima Fitch, la más elevada desde 2008 (7,5%) y 2009 (7,2%). Este pronóstico es superior a lo estimado por el Banco Central del Paraguay, que fue del 4% con un margen de variación posible hacia arriba y hacia abajo del orden del 2%. Vale decir que según la casa matriz del sistema financiero local los precios podrían llegar hasta un máximo del 6%. Los precios domésticos saldrían del control del BCP por primera vez desde el esquema de metas por “marketdata”. Éstos permiten a los comerciantes e inversores conocer el precio más reciente y ver las tendencias históricas de instrumentos como inflación, acciones y divisas, entre otros.

BCP

Fitch forma parte del Fitch Group, Fitch Rating o Fitch Inc. Es una corporación financiera cuyas divisiones incluyen Fitch Solutions, Fitch Learning y BMI Research. Fitch Ratings es una agencia internacional de calificación crediticia de doble sede en Nueva York y Londres. Fue una de las tres NRSRO (Nationally Recognized Statistical Rating Organizations), designadas por la Securities and Exchange Commission de EE.UU. en 1975, junto con Moody’s y Standard & Poor’s.

El BCP, por mandato legal, es la autoridad económica en el país encargada de diseñar la política monetaria. De acuerdo a la ley nº 489 “Carta Orgánica” son objetivos fundamentales del BCP preservar y velar por la estabilidad del valor de la moneda y promover la eficacia y estabilidad del sistema financiero.

Para cumplir con los objetivos asignados, el BCP instrumenta la política monetaria en dos frentes: por un lado, controlando la tasa de interés o el costo del dinero, en una perspectiva de corto plazo; y por otro, controlando la oferta o la disponibilidad monetaria, con visión de mediano plazo.

Estas estrategias tienen como propósitos influir en el desempeño de un conjunto de variables intermedias, para finalmente ejercer influencia sobre la trayectoria de la inflación, que a su vez deberá servir de marco para lograr el crecimiento con estabilidad de la economía a largo plazo.

BCP

Hay que destacar que el período utilizado para la estimación de la inflación en este caso hace referencia a setiembre de 2020 a agosto de 2021, caracterizados por el azote permanente de la pandemia global, que se ha ensañado con especial rudeza en Sudamérica en general, así como también en Paraguay en particular.

Ella tuvo como peores consecuencias la caída sustancial en la actividad económica y el grave deterioro en la salud de la población, dejando en claro que ambas consecuencias tienen una misma causa:

Los estragos causados por el Covid -19 y el cierre parcial, pero de repercusión nacional, de las empresas, con especial énfasis en aquellas actividades que tienen que ver con gastronomía así como arte y espectáculos de la economía formal, aumentando la informalidad, ya no solamente en las actividades “cuentapropistas” así como tampoco solo en los micro-empresarios urbanos y micro-emprendedores rurales, los multitudinarios por definición y realidad.

Dicho lo cual, en su conjunto, repercutió en el alza del índice general de precios, afectando en forma sobre-proporcional la canasta básica de bienes de consumo, el tipo de cambio del guaraní vs las divisas, así como obviamente en los productos importados.

 

* sic: más informaciones en https://www.bcp.gov.py/politica-monetaria-en-el-paraguay-i356

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.