Koki Ruiz: La inteligencia artificial no podría crear Tañarandy

Compartir en Redes

Por José Zalazar

En una reciente entrevista Koki Ruiz da a conocer aspectos clave de su transitar en el mundo artístico hasta el día de hoy. En este artículo, exploraremos la vida y obra, prestando especial atención a su proyecto Tañarandy, la visita del Papa Francisco, su conversión al catolicismo y hasta de Inteligencia Artificial y el arte moderno.

Inicios

Delfín Roque “Koki” Ruiz sin dudar es uno de los artistas más reconocidos de Paraguay. Nacido en 1957 en la ciudad de San Ignacio de las Misiones, Ruiz se ha destacado por su talento en diversas áreas del arte, incluyendo la pintura, la escultura, la música y el teatro.

“A muy temprana edad de tras de mis hermanos fui al colegio adelantado y me permitían estar ahí por una cuestión afectiva, yo tenia 3 años y ya estaba en jardín, recuerda el artista. Fue ahí donde tuve mi primer contacto con el trabajo creativo y las primeras técnicas de pintura.

Toda la primaria fue en Misiones y luego fui de interno al colegio san Blas de Obligado – Itapuá, tenía 12 años. Tuve varios profesores alemanes y ahí se ocuparon de mi en forma muy especial. Mi profesor de dibujo me señalo como alguien que tenia un talento especial y hablo con el padre director del colegio para que el colegio potencie mi talento. Me prepararon un tallercito y me facilitaban revistas, libros y demás materiales para pintar y en definitiva tuve suerte en mis primeros pasos del arte.

Después ya más adelante fui a san Pablo, Brasil. Fui por un convenio, estudiaba arquitectura, pero me pasaba mas tiempo en los talleres de arte. Y así fue mi inicio. Tiempo despues fui a Europa y conocí en Alemania a un profesor de arte Joseph Beuys. El solía decir que todos los humanos somos artistas y que lo importante es desarrollar esa capacidad de crear y eso es justamente lo que diferencia a un artista de los demás: Arte no es saber esculpir, pintar, dibujar, es crear a partir de la experiencia y eso solo se logra transformando, materializando las ideas” expresó Ruiz.

Tañarandy

Uno de los proyectos más destacados de Koki Ruiz es Tañarandy, recientemente realizado el pasado viernes con rotundo éxito. una iniciativa que ha llevado a cabo en la ciudad de San Ignacio Misiones desde 1992.

De regreso a Paraguay, mi hermano era intendente de san Ignacio. Y se me ocurrió hacer este emprendimiento. La experiencia es vital para el artista y es lo que lo diferencia de los demás artesanos e incluso a la muy popular inteligencia artificial de la actualidad. El artista busca ir más allá de la técnica y para eso involucra todo su ser en su obra y así surge una extensión del artista en su obra de arte.

Tañarandy es un complejo cultural que cuenta con un teatro al aire libre, un centro de interpretación, una sala de exposiciones, una biblioteca y un espacio para talleres y seminarios. El objetivo es promover la cultura y la educación en la región, a través de la realización de eventos culturales y artísticos.

Además, Tañarandy ha sido reconocida por su compromiso con la educación y la promoción de la cultura indígena, a través de la inclusión de actividades y eventos relacionados con la cultura guaraní.

Visita del Papa Francisco

En 2015, Koki Ruiz tuvo la oportunidad de presentar su trabajo en una exposición especial durante la visita del Papa Francisco a Paraguay. El retablo hecho de maíz por Ruiz para la misa central del sumo pontífice en Ñu Guazu paso a ser una de las obras más icónicas del artista con la especial peculiaridad de que fue montada con semillas que a su vez estaban escritas con los deseos y plegarias de los feligreses.

Lo anterior viene a cuento con el hecho de que para Ruiz el arte es justamente eso, congregar, divulgar, expresar los sentimientos tanto propios como colectivos.

La exposición incluyó una selección de obras de arte que reflejaban la espiritualidad y la fe en Paraguay. Koki Ruiz presentó una serie de pinturas y esculturas que exploraban temas como la esperanza, la oración y la devoción. Las obras de Ruiz fueron muy elogiadas por los visitantes de la exposición y por la crítica especializada.

Conversión al catolicismo

En una entrevista, Ruiz explicó que su conversión fue el resultado de un proceso de reflexión y búsqueda espiritual que había estado llevando a cabo durante varios años. Según Ruiz, su encuentro con la obra de artistas católicos como Fra Angelico y Giotto, así como su participación en Tañarandy, habían contribuido a su decisión de convertirse al catolicismo.

La conversión de Ruiz ha sido bien recibida por muchos miembros de la comunidad católica en Paraguay y ha sido vista como una señal de que la Iglesia está abierta a las ideas y a las perspectivas de los artistas y los intelectuales.

En suma, se pudo evidenciar que el arte es en efecto una proyección de la vida misma del artista, hasta en aspectos más íntimos como la religiosidad, un aspecto netamente humano.

Fotos: Facebook

Visitas: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *