Bolt, rival de Uber, quiere ser rentable el año que viene y salir a bolsa en 2025

Compartir en Redes

Por Supantha Mukherjee

La empresa estonia de transporte y reparto de comida a domicilio Bolt espera ser rentable en los próximos 12 meses y estar preparada para una oferta pública inicial en 2025, dijo en una entrevista su director ejecutivo Markus Villig.

La empresa, rival de Uber, estaba valorada en más de 8.000 millones de dólares cuando captó 628 millones de euros de inversores en enero del año pasado.

“Esperamos ser la primera plataforma europea de movilidad totalmente rentable en los próximos 12 meses”, dijo Villig, que no tiene carné de conducir.

Uber también espera obtener beneficios operativos este año.

Bolt, dirigida por Villig, de 29 años, no tiene previsto captar capital externo mediante otra ronda de financiación, sino que se preparará para una OPV.

“Estamos planeando estar listos para salir a bolsa en 2025”, dijo Villig, que añadió que la decisión final dependerá de las condiciones del mercado en ese momento.

La empresa, que también ofrece servicios de alquiler de scooters eléctricos, coches compartidos y entrega de comestibles, se centra en África, donde tiene 50 de sus 150 millones de clientes.

La compañía no ha revelado públicamente sus ingresos, pero Villig afirmó que cada año realiza transacciones por valor de miles de millones de dólares. También espera que su negocio de comestibles alcance el punto de equilibrio o sea rentable en dos o tres años.

El reparto de comestibles es un sector muy competitivo, ya que empresas como Bolt, Just Eat Takeaway.com y Uber Eats están cobrando más por el reparto para cubrir los costos de unos salarios más altos, ya que algunos países están tomando medidas enérgicas contra la industria de los trabajos por encargo.

El sector del reparto de comida a domicilio fue uno de los más favorecidos por la pandemia del COVID-19, pero su efecto se ha desvanecido a medida que los consumidores, ante el aumento de los precios, han recortado el gasto discrecional.

El transporte por carretera es el mayor negocio de Bolt. Cobra una comisión de entre el 20% y el 23% de la tarifa, que puede bajar hasta el 10% si los conductores optan por promociones como poner una pegatina de Bolt en sus coches.

“Nuestra filosofía no es ser siempre el ‘rider’ más barato (…) el error que cometen algunas plataformas es que si sólo te centras en los precios más bajos, puedes acabar con muy mala disponibilidad de coches porque los conductores no estarán contentos”, dijo Villig.

(Reporte de Supantha Mukherjee en Estocolmo. Editado en español por Javier Leira.Reuters)

Visitas: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *