“La Inteligencia Artificial es como la creación de la bomba atómica”, asegura Warren Buffett

Compartir en Redes

El inversor más famoso y exitoso del mundo revela abiertamente el miedo que le provoca la inteligencia artificial.

La reunión anual de accionistas de Berkshire Hathaway, la empresa de Warren Buffett, suele durar unas seis horas, repartidas en dos sesiones. En ellas, el inversor más celebre del mundo, conocido como el Oráculo de Omaha, se sienta en el escenario con su mano derecha, Charlie Munger, y a veces con otros ejecutivos, para responder a las preguntas de los asistentes al abarrotado recinto donde se celebra el evento y de accionistas a distancia.

Se trata de una forma única de llevar a cabo este tipo de sesiones, ya que no son los analistas, ni siquiera los periodistas, quienes formulan las preguntas, sino los accionistas. Esto se debe a que Buffett cree que los accionistas propietarios de la empresa deben tener acceso a la información al mismo tiempo que los profesionales.

La configuración también lleva a preguntas que quizás nunca harían los analistas financieros. Para muchos consejeros delegados, eso daría lugar a un montón de “sin comentarios” o no respuestas, pero en el caso de Buffett, responde a cada pregunta o se la pasa a otro ejecutivo de Berkshire que responde lo mejor que puede.

En la reunión anual de Berkshire de este año, Buffett volvió a subir al escenario flanqueado por Munger, de 99 años. Y, a pesar de sus 92 años, Buffett respondió hábilmente a todas las preguntas que le hicieron. Y una de ellas, fue sobre el tema de moda, la inteligencia artificial.

En el encuentro, Warren Buffett comparó la inteligencia artificial con la creación de la bomba atómica, convirtiéndose en la última figura empresarial de alto nivel en expresar su alarma por el rápido avance de la tecnología.

El presidente de Berkshire Hathaway, Warren Buffett (izquierda), y el vicepresidente, Charlie Munger, en la reunión anual de accionistas de Berkshire en Omaha, Nebraska, EE. UU., el 3 de mayo de 2019. REUTERS/Scott Morgan
El presidente de Berkshire Hathaway, Warren Buffett (izquierda), y el vicepresidente, Charlie Munger, en la reunión anual de accionistas de Berkshire en Omaha, Nebraska, EE. UU., el 3 de mayo de 2019. REUTERS/Scott Morgan

El origen de su preocupación

Buffett se mostró escéptico sobre la capacidad de la IA para sustituir a los humanos y consciente de lo mucho que la tecnología ya puede hacer.

Aunque afirmó que la tecnología actual tiene límites, como no ser capaz de contar chistes convincentes, dijo: “Puede hacer todo tipo de cosas. Y cuando algo puede hacer todo tipo de cosas, me preocupo un poco”.

“Inventamos por una razón muy, muy buena, la bomba atómica. Y, la Segunda Guerra Mundial, fue enormemente importante que lo hiciéramos. Pero, ¿es bueno para los próximos 200 años del mundo que se haya desatado la capacidad de hacerlo?”, se preguntó.

Buffett parafraseó una cita de Albert Einstein tras la división del átomo, que llevó a la creación de la bomba atómica. Einstein indicó que la bomba había “cambiado todo, salvo nuestros modos de pensar”.

“Con la IA, puede cambiar todo en el mundo, excepto cómo piensan y se comportan los hombres, y ese es un gran paso”, concluyó Buffett.

Buffett se opone desde hace tiempo a las armas nucleares, lo que refuerza el peso de su comparación con la IA. Ha hecho varios comentarios sobre sus peligros a lo largo de décadas, afirmando que daría todo su dinero para reducir la probabilidad de ataques si supiera cómo.

En una entrevista concedida en abril al programa Squawk Box de la CNBC, el “Sabio de Omaha” afirmó que la perspectiva de otra pandemia o guerra nuclear le quitaba el sueño, más que el éxito de Berkshire Hathaway.

El “padrino de la IA” también muestra su preocupación por esta tecnología

Los comentarios de Buffett siguen a la dimisión del llamado “Padrino de la IA” de Google la semana pasada. Geoffrey Hinton mostró su preocupación por que fuera demasiado tarde para frenar los excesos de la tecnología.

En una entrevista con el The New York Times, Hinton dijo que le preocupaba la capacidad de la IA para crear imágenes y textos falsos convincentes, creando un mundo en el que la gente “ya no será capaz de saber lo que es verdad”.

“Es difícil ver cómo se puede evitar que los malos actores la utilicen para cosas malas”, afirmó.

Según el experto, la tecnología podría desplazar rápidamente a los trabajadores y convertirse en un peligro mayor a medida que aprende nuevos comportamientos.

“La idea de que estas cosas puedan llegar a ser más inteligentes que las personas es algo que algunos creían”, declaró al New York Times. “Pero la mayoría de la gente pensaba que estaba muy lejos de la realidad. Y yo también. Pensaba que faltaban de 30 a 50 años o incluso más. Obviamente, ya no pienso eso”.

Visitas: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *