Multimillonario Mark Cuban dice que “la mayoría de la gente” no tiene este rasgo fundamental para triunfar

Compartir en Redes

Por Ivette Leyva

Mark Cuban pasó de vender bolsas de basura de puerta en puerta a valer US$ 5,000 millones; así que ciertamente conoce qué tipo de habilidad extra aumentaría las probabilidades de convertirte en un millonario.

Entre el éxito de su propio negocio y sus inversiones en cientos de nuevas empresas, el tiburón de “Shark Tank” ha detectado un rasgo que quienes estén interesados en lograr el éxito deberían cultivar “por encima de todo lo demás”, según dice en un video publicado por el inversor de capital de riesgo Randall Kaplan en LinkedIn.

“Lo único que puedes controlar en la vida es tu esfuerzo”, dijo Cuban, de 64 años y dueño de los Dallas Mavericks de la NBA. “Y estar dispuesto a hacerlo es una gran ventaja competitiva, porque la mayoría de la gente no lo hace”.

Sobre el esfuerzo, Cuban conoce bastante. Cando tenía 12 años, su padre se negó a comprarle un par de zapatillas deportivas y eso lo impulsó a buscar formas de ganar dinero.

“Mi papá me dijo: ‘Parece que las que tienes en los pies funcionan perfectamente. Si quieres un nuevo par, consíguete un trabajo y puedes ir a comprarlas’”, recordó durante un episodio de 2014 del pódcast “Masters in Business” de Bloomberg.

Los consejos de un ganador

Fue entonces que comenzó a vender bolsas de basura en su vecindario en Pittsburgh: “Literalmente iba de puerta en puerta: ‘Hola, ¿tu familia usa bolsas de basura?’ ¿Y quién podría decir que no? Así que ahí es donde aprendí a vender”.

A los 16 años, Mark Cuban ya tenía su propia “compañía”, con la que coleccionaba y revendía sellos valiosos. El éxito que tuvo le permitió ganar lo suficiente para ayudar con los pagos de la universidad.

“Tenía alrededor de 16 años cuando comencé una compañía de sellos”, dijo Cuban a American Business Owner en 2010. “Empecé a ir a ferias de sellos y comerciales y simplemente trabajaba un poco más que otras personas. Cambiaba un sello por otro. Fui a una feria con solo veinticinco centavos y comencé comprando un solo sello”.

El éxito lo ayudó a ganar confianza: “Me fui de esa feria con US$ 50 pensando: ‘Oye, si puedo hacer esto, podría hacer cualquier cosa’”.

El esfuerzo, según Mark Cuban

Por eso esforzarse significa para Mark Cuban ir más allá de lo que se requiere para resolver problemas, incluso cuando no se te pide, además de las responsabilidades normales de tu trabajo, dijo.

“Tomar la iniciativa y agotar todas las opciones posibles para encontrar respuestas… esa cualidad es algo rara. Hay algunas personas, o empleados, que si les dices que hagan A, B y C, harán A, B y C y no sabrán que D, E y F existen”, dijo Cuban.

“[Hay] otros que no son muy buenos en los detalles: si les dices que hagan A, B y C, todo lo que quieren hacer es hablar sobre D, E y F”. De ahí que su consejo para cualquiera que no haga un esfuerzo adicional es solo uno: “No me pidas trabajo”.

Cuban no es el único jefe que valora mucho el esfuerzo y las habilidades para resolver problemas en el lugar de trabajo. Según CNBC, 2,7 millones de ofertas de trabajo en ZipRecruiter enumeraron el “pensamiento analítico” como una habilidad no técnica requerida.

“Las cosas en las que terminé siendo realmente bueno fueron las cosas en las que me esforcé”, dijo Cuban en un video de Amazon Insights for Entrepreneurs de 2018. “Mucha gente habla de pasión, pero en realidad no es en lo que debes concentrarte”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *