La débil demanda golpea la producción mundial de las fábricas

Compartir en Redes

Por Jonathan Cable y Leika Kihara

La actividad fabril mundial se desplomó en junio, según encuestas empresariales, ya que la atonía de la demanda en China y Europa ensombreció las perspectivas de los exportadores.

En la zona euro, el sector manufacturero se contrajo más de lo que se pensaba en un principio, ya que el persistente endurecimiento de la política monetaria del Banco Central Europeo afectó a las finanzas, y en Gran Bretaña el ritmo de caída se acentuó a medida que se desvanecía el optimismo.

En Asia, la actividad fabril creció ligeramente en China, pero se contrajo en Japón y Corea del Sur, en un momento en que la recuperación económica asiática no logra mantener el impulso.

Se espera que los datos del lunes muestren una nueva contracción en Estados Unidos.

“No hay indicios reales de que el sector manufacturero vaya a repuntar este año. En conjunto, seguimos hablando de una valoración negativa”, declaró Rory Fennessy, economista europeo de Oxford Economics, sobre la publicación de la zona euro.

Elaborado por S&P Global, el Índice de gestores de compras (PMI) manufacturero final de la zona euro de HCOB cayó a 43,4 desde los 44,8 de mayo, su nivel más bajo desde que la pandemia del COVID estaba cimentando su dominio en el mundo, por debajo de la lectura preliminar y más lejos de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

La caída de junio fue generalizada, ya que las encuestas publicadas el lunes mostraron que la actividad de las fábricas de las cuatro mayores economías de la zona euro se contrajo el mes pasado.

El PMI manufacturero del Reino Unido de S&P Global/CIPS cayó a 46,5 desde 47,1 en mayo, su resultado más bajo este año y uno de las más débiles desde la crisis financiera de 2008-09.

DEBILIDAD EN ASIA

Las encuestas de Asia ponen de relieve los estragos que está causando en la región el repunte más débil de lo esperado de China, tras el confinamiento por el COVID.

“Puede que lo peor haya pasado para las fábricas asiáticas, pero la actividad carece de impulso debido a la disminución de las perspectivas de una fuerte recuperación de la economía china”, afirmó Toru Nishihama, economista jefe de mercados emergentes del Instituto de Investigación Dai-ichi Life.

“China está dando largas a la hora de aplicar estímulos. Es probable que la economía estadounidense se resienta de las grandes subidas de tasas. Todos estos factores hacen que los fabricantes asiáticos se muestren pesimistas ante las perspectivas”.

El PMI manufacturero Caixin/S&P Global de China bajó a 50,5 en junio desde los 50,9 de mayo, según la encuesta privada.

La cifra, unida a la encuesta oficial del viernes, que indicaba que la actividad de las fábricas seguía descendiendo, se suma a la evidencia de que la segunda economía mundial perdió fuelle en el segundo trimestre.

(Reporte de Jonathan Cable y Leika Kihara; Editado en español por Javier López de Lérida)

Visitas: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *